La gestión de la velocidad en Colombia es una realidad: Gobierno Nacional

  • El Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Seguridad Vial socializan las resoluciones para la gestión de velocidad en Colombia, con el propósito de difundir las acciones encaminadas a fortalecer la seguridad de todas y todos los actores viales.
  • El exceso de velocidad en el país dejó 3.455 personas fallecidas entre el 2018 y 2022, 4 de cada 10 fallecidos en siniestros viales fueron por esta causa.
  • Además, las cifras del Observatorio Nacional de Seguridad Vial revelan que 7 de cada 10 fallecidos por exceso de velocidad son motociclistas, continúan los peatones (15%) con 510 víctimas de atropellamiento y los usuarios de vehículos individuales (8%) con 290 víctimas.

El Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Seguridad Vial construyeron el Programa Nacional de Gestión de la Velocidad y la Metodología para establecer velocidades límite en las vías del país, un paso agigantado que hace parte de la Política Pública Nacional y que funciona como primera herramienta para abordar las problemáticas asociadas al exceso de velocidad, una conducta que provoca cerca del 40% de fallecimientos por siniestros viales en Colombia.

Las dos resoluciones fueron socializadas este martes 26 de septiembre en el auditorio de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, donde asistieron representantes de entidades del sector transporte, expertos en seguridad vial, organizaciones de la sociedad civil, empresas, académicos y estudiantes; jóvenes que en el futuro acompañarán la implementación de estos documentos técnicos en los diferentes territorios del país.

Al respecto, el viceministro de Transporte, Carlos Eduardo Enríquez Caicedo,  afirmó que: “El reto es muy grande: hemos dicho que nuestro Plan Nacional de Desarrollo se llama Potencia Mundial de la Vida. Un mensaje muy claro ¿cuántas vidas por siniestros viales podemos salvar?, con el PND llegó el cambio para la seguridad vial de Colombia, Con estas resoluciones todas las autoridades locales de tránsito deben incluir la gestión de la velocidad en sus instrumentos de planeación con el fin de implementar de manera eficiente medidas que abarquen el diseño de la infraestructura, con el propósito de generar condiciones de seguridad para todos los actores viales”, expresó.

Por su parte, la directora general de la ANSV, Mariantonia Tabares Pulgarín: “En Colombia se adoptó el Enfoque Sistema Seguro y en este contexto la gestión de la velocidad es clave para la agenda global de la seguridad vial. El llamado a las autoridades locales es a priorizar la implementación de medidas efectivas para gestionar la velocidad, estas resoluciones proponen utilizar herramientas proactivas para la seguridad vial en el sistema de movilidad, en lugar de esperar a que se produzcan siniestros y fatalidades”, dijo.

Como parte de un ejercicio conjunto que vincula de manera importante a la Academia, María Alejandra Guzmán, Decana de la Facultad de Ingeniería de la 
Universidad Nacional, expresó la importancia de las acciones emprendidas desde el Gobierno donde la vida sea la que prime en la vía “Se desarrollará una metodología integral, se diseñarán paquetes de medidas. Acompáñanos a la ANSV y al Ministerio de Transporte en este encuentro que presentará dos  resoluciones muy importantes”, apuntó.

 En el marco de la socialización se realizó un panel de discusión donde se acordaron compromisos para la implementación de las dos resoluciones, en este espacio participaron: María Fernanda Ramírez, líder de movilidad sostenible y segura de Despacio, moderó el panel que tuvo los aportes de Esteban Martinez, delegado de la Superintendencia de Transporte; Jhon González, subsecretario de Gestión de la Movilidad de la Secretaría de Movilidad de Bogotá; Mary Bottagisio Reyes, directora Ejecutiva de la Liga Contra la Violencia Vial; Gema Granados, coordinadora en Colombia de Global Health Advocacy Incubator y Sonia Cecilia Mangones Matos de la Universidad Nacional de Colombia.

Concluido el encuentro y las actividades de sensibilización sobre velocidad, queda el mensaje de la necesidad de seguir trabajando de manera articulada, donde todos los actores asuman el rol y el compromiso, el reto y el compromiso de aportar a la seguridad vial. Sin duda, la tarea que tenemos como representantes de organizaciones, es llevar los mensajes y las acciones a los territorios, que en cada municipio y en cada departamento se aplique en la práctica cada herramienta que desde el sector transporte ponemos a disposición y así, ¡salvemos más vidas en las vías!.